Introducción

Las Preguntas Definitivas

En la búsqueda de la Verdad por parte de la humanidad, ha habido un flujo interminable de preguntas, que varían en grados de profundidad y complejidad, que se han formulado a lo largo de los milenios que hemos existido como especie. Pero hay varias preguntas que son de tal importancia que superan a todas las demás preguntas que alguna vez hicimos. Al responder estas preguntas, la Verdad misma comienza a revelarse a la humanidad, y desde la realización de las respuestas a estas preguntas, todo lo demás fluye.

Filósofos, místicos, artistas, científicos, académicos y personas de todos los ámbitos de la vida han planteado estas preguntas durante innumerables generaciones. Estas son las preguntas fundamentales para las que buscamos respuestas. Estas son las preguntas que son planteadas para su consideración en esta presentación. Son:

  • ¿Quienes somos?

  • ¿Cuál es el propósito de la vida humana?

  • ¿Por qué tenemos ciertas creencias sobre nosotros mismos,                                                                                  los demás y el mundo en el que vivimos?

  • ¿Por qué actuamos de la manera que lo hacemos hacia                                                                              nosotros mismos y los demás?

  • ¿Qué está sucediendo realmente en nuestro mundo?

  • ¿Tienen un significado y un propósito los eventos que                                                                                              están ocurriendo?

  • ¿Podemos mejorarnos a nosotros mismos y el mundo                                                                                           en el que vivimos, y si es así, cómo?

Estas son las más elevadas de todas las preguntas planteadas por los seres humanos. Ciertamente, cualquier ser consciente embarcado en un examen de la naturaleza de su propia existencia tendría que ponderar las respuestas a estas preguntas en algún momento. Estas son las mismas preguntas para las cuales todos los seres en un viaje espiritual buscan respuestas.

Esto nos lleva al aspecto más importante con respecto a estas preguntas que, en principio, muchas personas pueden encontrar difíciles de entender. Estas preguntas sí tienen respuestas cognoscibles, y podemos conocer estas respuestas. La Verdad nunca oscila ni se dobla, ni tampoco las respuestas a estas preguntas fundamentales. Solo a través de nuestro propio miedo e ignorancia nos protegemos de la Luz de la Verdad y, por lo tanto, de las respuestas a nuestras preguntas más profundas y significativas acerca de la naturaleza de nuestra propia existencia.

En realidad, siempre hemos sabido las respuestas a estas preguntas. Es a través de nuestro descenso evolutivo en la oscuridad y la materia que experimentamos un gran olvido. Ahora, ese momento de olvidar está llegando a su fin, estamos recordando que estas preguntas han sido respondidas, y las respuestas vuelven a ser conocidas por nosotros.